El barnizado
El barnizado es aquel proceso que permite recubrir un soporte con fines protectores y decorativos

El Proceso de barnizado
En el "Proceso de barnizado" se indica el procedimiento de aplicación de los diferentes barnices más apropiados para conferir al soporte el efecto estético y las características físico-químicas deseadas.

El proceso de barnizado esta constituido por diferentes fases:

Lijado del soporte
Operación fundamental en el proceso de barnizado consistente en pulir la superficie del soporte a barnizar para obtener una superficie totalmente lisa y uniforme, eliminando las irregularidades y facilitando la adherencia física del barniz.

Tintado (si es necesario)
Operación mediante la cual se le confiere al soporte el color, la uniformidad y se le resalta la belleza de la madera

Aplicación de imprimación aislante ( si es necesario)
aplicación de una imprimación aislante, especialmente diseñada para favorecer una mejor adherencia del barniz sobre soportes especiales, normalmente de naturaleza exótica.

Fondeado
aplicación de uno o más manos de fondo con el objetivo de proteger y cubrir el poro del soporte. Dependiendo del soporte y de la calidad del proceso de barnizado que queramos realizar, existen diferentes tipos de fondos, tanto a poro abierto como a por cerrado.

Lijabilidad del fondo
operación necesaria para preparar la superficie sobre la cual han sido aplicadas las respectivas manos de fondo, con el fin de aplicar la mano de acabado.

Aplicación del acabado
aplicación de la mano final de barniz, para conferir al soporte las características físico-químicas y el efecto estético deseado.

Determinadas exigencias en el proceso de barnizado pueden hacer que las operaciones descritas anteriormente sigan un orden distinto al indicado o incluso que se realice alguna otra operación.

Para seleccionar un proceso de barnizado es necesario valorar:

- La naturaleza del soporte a barnizar

- El acabado que se desea conseguir

- El sistema de aplicación

- El proceso de secado

- El sistema de lijado

- La posibilidad de pulir

Antes de iniciar un proceso de barnizado es necesario además controlar:

La idoneidad de los factores ambientales
- la humedad ambiental tiene que estar comprendida entre el 40% y 75%
- la temperatura ambiental ideal debe oscilar entre 18°C y 22°C
- el entorno debe ser exento de polvo y de otros posibles factores contaminantes (siliconas, etc.)

La idoneidad del soporte a barnizar
- el soporte tiene que tener una humedad comprendida entre 8% y 14%
- la temperatura del soporte tiene que estar comprendida entre 18°C y 22°C
- el soporte tiene que ser preparado adecuadamente (calibrado, lijado, exento de polvo, etc.)

La idoneidad de los productos selecionados
- se debe seleccionar correctamente la idoneidad del barniz a utilizar, consultando las fichas técnicas y efectuando pruebas previas; es decir, tiene que ser seleccionado el proceso de barnizado idóneo para conseguir el resultado deseado.
- para soportes especiales, (por ejemplo soportes en papel, melaminas y maderas exóticas), deben ser seleccionados con mucho cuidado la idoneidad de los barnices que se desean utilizar, ya que se pueden presentar problemas de adherencia.
- se debe estar seguro que los barnices utilizados no estén en malas condiciones para su aplicación
- la temperatura de los barnices debe ser la adecuada: en el momento de la aplicación debe estar comprendida entre los 18°C y los 22°C.

El correcto uso del barniz
- Es necesario utilizar los catalizadores adecuados y en las proporciones indicadas. Esta información se puede consultar en las fichas técnicas de los productos o ver en las etiquetas de los envases.
- la dilución del producto debe realizarse con el disolvente adecuado para conseguir la viscosidad de aplicación adecuada.
- para evitar problemas imprevistos (cuarteos, problemas de adherencia, problemas de secado, etc)., es necesario atenerse a los procesos de barnizado, realizar las mezclas en el porcentaje justo que se indican en las fichas técnicas de los productos.

El correcto empleo y funcionamiento de las máquinas de aplicación/secado:
- verificar el correcto funcionamiento de todas las máquinas de aplicación empleadas
- verificar que las condiciones o los túneles de secado tengan la correcta temperatura necesaria para la fase de secado.
- verificar el correcto manejo de las máquinas auxiliares del barnizado (calibradoras, lijadoras, pulidoras etc.)

Para que las condiciones de barnizado sean las adecuadas es necesario el empleo de los siguientes instrumentos:

- Fichas técnicas, para consultar y verificar la idoneidad de los productos empleados
- Termómetro/ Higrómetro, para evaluar la idoneidad de los factores ambientales,
- Higrómetro para madera, para saber la humedad exacta del soporte
- Termómetro - Viscosímetro -Balanza - Cronómetro: instrumentos para medir diferentes parámetros del barniz y obtener así los datos indicados en las fichas técnicas.


Atrás                                                                                                                          an IVM Chemicals' Brand